Probamos el Nissan Leaf Tekna

Análisis y conclusiones tras una semana probando el uso de un vehículo eléctrico para nuestra actividad

Después de una semana poniendo a prueba la viabilidad de un vehículo eléctrico (VE) para el desarrollo de nuestra actividad, por fin tenemos las conclusiones de esta prueba, y queremos compartir nuestra experiencia con vosotros.

Antes de nada, queremos volver a agradecer la oportunidad que nos han brindado al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz (en especial al Centro de Estudios Ambientales y a TUVISA), al Ente Vasco de la Energía, al gestor de carga IBIL, y a Gaursa Motor, concesionario oficial de Nissan en Vitoria-Gasteiz.

Para empezar, hablaremos del vehículo que hemos utilizado durante esta semana de prueba.

En VE utilizado durante la semana de pruebas ha sido un Nissan Leaf Tekna, con las siguientes características:

  • Capacidad de batería: 40 kWh
  • Potencia: 110kW (150CV)
  • Par motor: 320 Nm
Nissan-Leaf-Preoca

El Nissan Leaf Tekna que ya os habiemos presentado

Aspectos a destacar del Nissan Leaf:

  • Como ocurre con todos los VE, la sensación de recibir el empuje de los 150CV del coche desde que pisas el acelerador es muy gratificante, y la conducción, sin tirones por el cambio de marcha, ni ruidos, ni vibraciones, es algo que no se olvida fácilmente.Aspectos a destacar del Nissan Leaf:
  • La versión que probamos nosotros presenta unos acabados muy buenos, tanto interiores como exteriores. No en vano se trata de la versión de acabados más alta disponible (acenta, n-connecta y tekna).
  • Con la función e-pedal (disponible en los acabados n-connecta y tekna) podemos conseguir una mayor eficiencia cuando circulamos en núcleos urbanos o carreteras secundarias, ya que aporta un mayor índice de regeneración de batería al desacelerar, y llegando incluso a detener el coche por completo, sin necesidad de pisar el freno.

Aspectos en contra:

  • En el diseño de este modelo no se ha considerado necesario incluir algún sistema de ventilación forzada de la batería, por lo que, a la hora de realizar cargas rápidas, el coche baja la potencia de carga para no dañar la batería.
  • Otro aspecto negativo es la limitación que tiene el coche en la potencia de entrada de la carga, que no admite más de 50 kW, aunque con lo que hemos indicado en el punto anterior, esto no es muy relevante.

Nuestra experiencia en las pruebas realizadas

Después de realizar algunas pruebas en entorno urbano, con un resultado muy satisfactorio (consumo medio en entorno urbano de unos 13 kWh/100km) nos atrevimos con dos pruebas más exigentes en carretera.

Prueba nº 1. Carreteras secundarias

Saliendo desde el aparcamiento del Iradier Arena (Vitoria-Gasteiz), con destino al polígono industrial Pozueta de Lemoa (Bizkaia), por la carretera N-240 y bajando el puerto de Barazar (52 Km de recorrido con un desnivel negativo de unos 455 metros).

El regreso lo realizamos por las carreteras BI-623 y A-623, previo paso por la localidad de Durango (N-632), y subiendo el puerto de Urkiola, con destino final en el parking del Iradier Arena. En total el recorrido tiene una longitud de 69 Km y un desnivel positivo de 455 metros).

El recorrido se hizo sin ningún percance, y sin necesidad de realizar carga de la batería en el trayecto. El consumo medio de este recorrido completo fue de 18,2 kWh/100km, que teniendo en cuenta la exigencia de las rampas del puerto de Urkiola, consideramos que es un resultado muy aceptable.

Queremos destacar el comportamiento del Nissan Leaf subiendo el puerto de Urkiola, en el que no se resiente para nada. El descenso del puerto de Barazar utilizando la función e-Pedal también ha resultado una experiencia muy satisfactoria.

Al finalizar el recorrido, de vuelta en el aparcamiento del Iradier Arena, la batería marcaba una carga restante del 45% y 116 Km de autonomía disponible.

¡Primera prueba superada con nota!

Prueba nº 2. Autopista

Esta prueba es la que consideramos la “prueba de fuego” de este VE para poder utilizarlo en nuestros desplazamientos diarios.

Saliendo desde el aparcamiento del Iradier Arena (Vitoria-Gasteiz), pusimos como destino el cargador rápido de IBIL ubicado en la gasolinera de la calle Zarautz, 136 (San Sebastián). El trayecto lo realizamos por la autopista AP-1 y posteriormente enlazando con la A-8. Recorrido total: 100 Km.

El trayecto de regreso lo realizamos por las mismas vías, pero poniendo como destino el cargador rápido de IBIL ubicado en la gasolinera del barrio de Salburua de Vitoria-Gasteiz. Recorrido total: 96 Km.

Durante el trayecto de ida mantuvimos siempre la velocidad máxima permitida por la vía en la que circulábamos, con el objetivo de realizar una prueba en condiciones normales de utilización. Durante este trayecto obtuvimos un consumo medio de 15,2 kWh/100km, siendo un dato de consumo muy bueno, aunque hay que resaltar que el trayecto tiene un desnivel negativo de unos 520 metros.

Al llegar al destino, la batería marcaba un 54% de capacidad, con 141 Km de autonomía restantes.

Realizamos una carga del VE antes de emprender el trayecto de regreso, y en 15 minutos conseguimos cargar la batería hasta el 80% de su capacidad (203 Km de autonomía). Una buena experiencia de carga, aunque la carga comenzó a 40 kW y fue bajando hasta los 27 kW, siendo un punto de carga rápida (50 kW).

Como dato adicional, realizamos una carga de 10 kWh que con las tarifas de ese cargador hubiera tenido un coste de 4,46 €.

 

Cargando-Nissan Leaf-Donosti

Cargando en Punto de Carga IBIL de Donosti

Comienzo Carga

Comienza la carga a 40 kW (386V x 107A)

7 minutos de carga

A los 7 minutos de carga, la potencia de carga ha descendido a 36kW (386V x 94A)

 

 

Con nuestra batería al 80% de carga y marcando una autonomía de 203 Km, emprendemos el camino de vuelta, manteniendo siempre la velocidad máxima permitida para la vía por la que circulamos.

En este caso, el desnivel del recorrido juega en nuestra contra, y el coche lo acusa mucho en el consumo. Obtenemos un consumo medio de 21 kWh/100km, y llegamos al destino con un 16% de batería restante y una autonomía de 36 Km.Con nuestra batería al 80% de carga y marcando una autonomía de 203 Km, emprendemos el camino de vuelta, manteniendo siempre la velocidad máxima permitida para la vía por la que circulamos.

Realizamos una nueva carga rápida y aquí es donde se empieza a notar la ausencia de la refrigeración forzada de la batería, ya que la potencia de carga se ve reducida a 24 kW, aunque en este caso se mantiene estable durante todo el tiempo de carga. Este punto de carga ofrece también una potencia máxima de 50 kW.

En total, realizamos una carga de 41 minutos, alcanzado la batería un nivel de carga del 63%. En esta ocasión realizamos una carga de 17,8 kWh (que nos habría supuesto un coste de 7,90 €.

Carga-Rapida-Leaf-Salburua

Cargando en el cargador rapido de IBIL, Salburua (Vitoria-Gasteiz)

                     

La potencia se mantiene estable en 24 kW durante los 41 minutos de carga
El resultado de esta prueba nos dejó con cierto mal sabor de boca, ya que, aunque el comportamiento del Nissan Leaf fue excepcional durante todo el trayecto (en la ida y en la vuelta), el tiempo de carga se ve resentido cuando se realiza un uso alto de la batería.

También queremos destacar que la temperatura en el exterior durante e día de la prueba osciló entre los 26-28ºC y el trayecto, tanto de ida como de vuelta se realizó con el climatizador del vehículo encendido.

 

Conclusiones

Lamentablemente, la batería del VE que hemos probado no es suficiente para satisfacer nuestras demandas de desplazamiento para visitar a los clientes que tenemos por toda la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Con los 40kWh de capacidad de la batería de este modelo, apenas podemos llegar a recorrer 200 Km en autopistas y autovías, y eso deja fuera de su alcance a muchos de nuestros clientes, así que estaremos atentos a los modelos de vehículos eléctricos que cuentan con una batería de 60 kWh, que para nosotros ya serán una opción factible, y durante el primer semestre de 2019 esperamos que haya varios modelos diferentes entre los que elegir.

Además, durante esta semana, gracias al uso del Nissan Leaf, hemos conseguido un ahorro de 70,34 Kg en las emisiones de CO2 derivadas de nuestra actividad.

Anotación final

Con lo que hemos indicado en este artículo, se puede llegar a pensar que la carga de un VE no es tan rentable desde el punto de vista económico como se hace ver desde las administraciones, fabricantes, … pero tenemos que recordar que la adquisición de un VE debería ir siempre asociada a disponer de un punto de carga vinculado, dejando la red pública de carga solo para los trayectos largos.

En un punto de carga vinculado se podrá realizar la carga del VE durante la noche, aprovechando las tarifas supervalle que ofrecen las compañías eléctricas, y con las que la carga completa del Nissan Leaf tendría un coste de 2,40 €, con los que podríamos recorrer cerca de 300 Km en el núcleo urbano, unos 220 Km en nuestras carreteras secundarias, y unos 200 Km en autopistas y autovías.

¡El coche eléctrico ha llegado para quedarse!

 

2018-10-22T11:24:02+00:00

Dejar un comentario